El viernes 23 de noviembre el Equipo de Formación Información y Publicaciones (EFIP), en el marco del proyecto “Invertir en Juventud” del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), celebró el foro Propuestas de la Sociedad Civil al Plan Nacional de Juventud de Venezuela, donde participaron un grupo de jóvenes y varios actores sociales que trabajan con y para la juventud.

El foro formaba parte de la consulta realizada por el EFIP durante todo el año 2018 en conversatorios desarrollados en Caracas, Maracaibo y Anzoátegui; entrevistas a especialistas en materia de juventud; y grupos focales con jóvenes es esas regiones. Para este foro contó con la colaboración de organizaciones sociales como A Pies Descalzos Vamos, Asociación Civil Grupo ALPHA, Movimiento Juvenil Huellas, P.E.C. El Guarataro, FUNDAINIL, entre otros.

Julio Fermín Coordinador General del EFIP, enfatizó que el Plan Nacional de Juventud (PNJ) debe crearse desde un enfoque transversal, donde se integre la heterogeneidad, cultura, intereses, preferencias e identidades de la población juvenil venezolana, con la intención de desarrollar acciones puntuales y efectivas frente a las problemáticas identificadas, sin discriminación y haciendo énfasis en los sectores juveniles menos privilegiados y más vulnerables.

Identificó los enfoques necesarios para la construcción del (PNJ): Derechos Humanos, Intergeneracional, Equidad de género, Interculturalidad y Desarrollo sostenible. Proponiendo criterios de acción  como el  acceso y calidad de servicios, la generación de oportunidades, la integración de visiones compartidas, institucionalizar las políticas de juventudes en todos los niveles de gobierno, y garantizar la participación de las juventudes en el sistema democrático, como actores estratégicos del desarrollo nacional.

Expresó la preocupación del EFIP en torno al fenómeno de emigración juvenil “hemos perdido 640.000 jóvenes (15-30 años de edad) del 1.648.000 que conforma el Bono Demográfico”, y su influencia en la sociedad venezolana. “Los jóvenes valoran la educación como algo aburrido, que no es pertinente. No llena sus expectativas. No le ayuda a explotar y descubrir sus cualidades. Hay una brecha entre los planes de desarrollo nacional y lo que los jóvenes deciden estudiar”, explica Fermín.

Identificando algunas conclusiones respecto a las características de la juventud de hoy que son causales de la emigración desde la voz de las juventudes venezolanas, encontramos: aspiraciones y expectativas muy altas, negación a atenuar sus patrones de consumo, tendencia a aceptar condiciones de precariedad e informalidad laboral, percepción de vulnerabilidad de su derecho al estudio, muertes violentas de población juvenil, desempleo juvenil, entre otros.

Fermín hizo un llamado al gobierno nacional y a la sociedad civil a activar un “…urgente un proceso de recuperación de las condiciones sociales y económicas para las juventudes. En este proceso es fundamental escuchar a las juventudes y sus inquietudes de viva voz”. El EFIP escuchó esas inquietudes y presentó una síntesis de las propuestas registradas en las áreas temáticas del Observatorio Social de la Juventud Venezolana.

  • Ciudadanía y participación juvenil: las juventudes deben ser constructores las decisiones que se tomen para elaborar el Plan Nacional de Juventud. Es prioritario Activar el Consejo Interinstitucional del Poder Popular de la Juventud y los Consejos del Poder Popular de la Juventud, en sus ámbitos comunal, parroquial, municipal, de circuito, estadal y nacional.
  • Educación para una vida y trabajo digno: Es necesario asumir un programa de mejoramiento de la calidad de la Educación Básica y Universitaria. Aumentar los espacios de formación y oferta educativa con el uso de la tecnología. Promover la enseñanza lúdica de las ciencias, con una visión integral que conecte con la dimensión artística y cultural. Fortalecer los programas de capacitación e inserción laboral en oficios.
  • Salud sexual y reproductiva: Aplicar el plan para la prevención del embarazo adolescente e incentivar que el  Ministerio de la Juventud y Deportes asuma un rol de articulación, monitoreo y seguimiento a las decisiones tomadas en la Comisión Nacional creada a cargo de la Vicepresidencia Sectorial para el Desarrollo del Socialismo Social y Territorial y coordinado por el Ministerio para la Mujer y la Igualdad de Género.
  • Trabajo digno, productivo y emprendedor: mejorar la articulación interinstitucional del Plan Chamba Juvenil. Incluya programas de formación especializada en oficios y empleos que demanda la nación. Incremento de las oportunidades de empleo.
  • Violencia y cultura de paz: fortalecer la dimensión cultural. Promover que las juventudes se impliquen en procesos de desarrollo económico y social a nivel local. Diagnosticar las dinámicas familiares, monitoreando el maltrato y abandono, fortaleciendo los sistemas de protección social.
  • Inclusión social: identificar los sectores juveniles en desventaja, riesgo social y exclusión para ampliar la consulta a  sectores juveniles como indígenas, jóvenes privados de libertad, jóvenes de la comunidad LGTBI, entre otros.

Esperando contribuir al PNJ de Venezuela, el Coordinador General del EFIP finalizó su intervención agradeciendo a todas las instituciones, actores sociales y jóvenes que hicieron posible la consulta y este foro.

 

Texto: Fernando Payares